Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realiza y para ajustar la publicidad a sus gustos y preferencias. Pulse el botón "Aceptar todas" para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Para administrar o deshabilitar estas cookies haga click en "Configuración". Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Modificar cookies
Técnicas y funcionales Siempre activas
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Analíticas y personalización
Permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de este sitio web. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de la web para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio. Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y para ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados.
Marketing y publicidad
Estas cookies son utilizadas para almacenar información sobre las preferencias y elecciones personales del usuario a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.

Comprar o Alquilar: El Dilema Inmobiliario en 2024

Comprar o Alquilar: El Dilema Inmobiliario en 2024

En 2024, los ciudadanos españoles se enfrentan a un panorama inmobiliario desafiante. A pesar de las expectativas de una posible disminución en los precios de la vivienda debido a la subida de los tipos de interés y del Euríbor en 2023, la realidad es otra. Los precios de las propiedades no solo no han caído, sino que han seguido aumentando, complicando la decisión de comprar o alquilar.

Expectativas del Mercado

Las proyecciones de los expertos, como las de BBVA Research, indican un incremento continuo en los precios de la vivienda. A nivel nacional, se espera un aumento del 3%, y en ciudades como Barcelona, este incremento podría ser del 4%. La escasez de viviendas nuevas y el auge del mercado de alquiler están contribuyendo a una competencia feroz por los inmuebles disponibles, manteniendo los precios en alza.

El impacto en el sector del alquiler

El mercado de alquiler no es ajeno a esta tendencia alcista. En los últimos diez años, los precios de los alquileres han experimentado un aumento significativo, especialmente en zonas urbanas como Barcelona, donde el incremento ha sido del 62%. La alta demanda y la rápida ocupación de los pisos disponibles ponen en duda la efectividad de las medidas de regulación de precios que se implementarán próximamente.

Esta situación representa un gran desafío para las familias españolas, que se encuentran con precios inalcanzables tanto en el mercado de compra como en el de alquiler. Aplazar la decisión de adquirir una vivienda podría significar enfrentarse a precios aún más elevados en el futuro. Además, la necesidad de un desembolso inicial significativo para comprar una vivienda (20% de entrada más el 12,5% en impuestos) limita aún más las opciones para muchas familias.

Opinión de los expertos

Aleix Recasens, Founding Partner en AX Partners, ofrece su opinión sobre el tema: "a pesar de la reciente gran subida en los tipos de interés, la más significativa en 30 años, el mercado inmobiliario ha resistido y continúa en ascenso. En los próximos dos años (2024 o 2025), los precios de las viviendas no disminuirán debido a la escasa oferta y a la expectativa de que los tipos de interés comiencen a bajar, lo que impulsará aún más la demanda tanto para inversión como para compra. Esta situación, agravada por la falta de viviendas en alquiler, probablemente resultará en un aumento significativo en los precios de las viviendas. Dadas las circunstancias, hay que comprar lo antes posible, anticipando que la combinación de baja oferta y alta demanda, junto con la reducción de los tipos de interés, acelerará el crecimiento del mercado inmobiliario".

Jorge Forteza, CEO de Berkshire Hathaway HomeServices Nova Mallorca, afirma lo siguiente: "en 2023, las compraventas de viviendas en Baleares disminuyeron aproximadamente un 25% en comparación con el año anterior, pero los precios siguieron aumentando en un 9%. Esto se debe a la falta de viviendas asequibles, el aumento en los costos de construcción y la discrepancia entre el crecimiento poblacional y la oferta de nuevas viviendas. Se prevé que los precios continuarán aumentando, aunque a un ritmo menor, impulsados por cambios fiscales favorables y una posible reducción en los tipos de interés, lo que podría incrementar las ventas de segundas residencias. La escasez de oferta y el alto precio de las viviendas primarias, inaccesibles para muchos, conllevan una dependencia del mercado extranjero, que representa el 60% de las operaciones. Para solucionar esto, es necesario crear viviendas asequibles mediante colaboración público-privada y un observatorio de vivienda para mejorar la toma de decisiones, además de regular el sector inmobiliario".

En palabras de Gonzalo Llaras, Adjunto a Dirección General Grupo Icyesa, "estamos ante un desafío por las malas políticas realizadas. Sin duda, el alquiler está tocado por la regulación, que expulsa pisos del mercado de alquiler hacia mercados más opacos, corta estancia y turístico. La baja inversión pública es la que acaba con la obra nueva. Todas las políticas deberían ir en fomentar más obra, y hasta ahora, en los últimos 10 años no se ha hecho. Los incrementos de precio están bien resueltos. A nivel de tipo de interés, su afectación ha sido poca, pues el problema está en la falta de oferta. Si algo hay positivo en 2024 es posiblemente la rebaja de tipos, creo que es una oportunidad".